Apoyo escolar

Los problemas de aprendizaje más comunes en los estudiantes

La educación escolar, universitaria y aún la educación no formal está centralizada en el aula. Y este hecho, combinado con otros factores, ha perpetrado problemáticas tales como: déficit de atención, deserción, matoneo, entre otros.

  • Maestrik

3 min. de lectura
Los problemas de aprendizaje más comunes en los estudiantes


La educación escolar, universitaria y aún la educación no formal está centralizada en el aula. Y este hecho, combinado con otros factores, ha perpetrado problemáticas tales como: déficit de atención, deserción, matoneo, entre otros.

El ser humano está diseñado como un ser que percibe su entorno, lo explora, lo analiza (categoriza, compara, ordena) y basado en lo anterior, emite conclusiones que con el tiempo se van constituyendo como un aprendizaje y la construcción del conocimiento. De esta forma, se puede decir que el aprendizaje no es un proceso que comienza desde el conocimiento hasta la percepción del entorno, sino todo lo contrario.


DA CLIC AQUÍ

Tomando como base la premisa expuesta, se presentan a continuación unos consejos útiles, tanto para docentes como para educandos, que pueden encaminar a la mejora del proceso del aprendizaje, ya que éste no solo atañe al estudiante, sino que involucra a los maestros e inclusive otras instancias (esto de las “otras instancias” es realmente una discusión que sencillamente puede cuestionar el paradigma del actual sistema educativo). Naturalmente, los niveles educativos (escolar, universitario, posgrado y no formal) y las áreas de conocimiento discrepan en la aplicación total o parcial de los estos tips, pero en términos generales reflejan la necesidad subyacente en todos ellos: aprender.

Para docentes

  1. Introducir las unidades temáticas mediante hilos conductores que sean familiares a los educandos. Esto especialmente capta la atención en estudiantes escolares, para que su entorno mismo les confirme la conexión entre la realidad y el conocimiento.
  2. Alternar las actividades en aula con actividades fuera de ella, en lo posible. Esto rompe la monotonía y estimula el entusiasmo de avanzar en el aprendizaje.
  3. Fomentar el uso de recursos didácticos adecuadamente seleccionados, no solo contenidos web y software, sino herramientas físicas (libros, mapas, fichas, etc)
  4. Procurar llegar a los postulados teóricos desde las deducciones y generalizaciones que los estudiantes han elaborado durante el proceso. Para ellos no es tarea fácil hacerlo al revés.
  5. Mantener un acompañamiento permanente a los estudiantes. Esto implica atender sus inquietudes dentro de un ambiente respetuoso, sin subestimar las capacidades de ellos.
  6. Tolerar la tendencia a equivocarse. No juzgar ni estigmatizar a estudiantes si en su aprendizaje cometen errores. El error cometido y subsanado es uno de los pilares en el aprendizaje exitoso.
  7. Implementar mecanismos de retroalimentación, que no solo se reducen a una evaluación con calificación numérica, sino que, mediante dialogo y discusión, se pueda valorar cualitativamente y verificar lo aprendido. En estos espacios es importante hacer hincapié en los puntos relevantes de los temas en forma reiterada, pues la repetición es una ayuda incipiente en el aprendizaje.

Para estudiantes

  1. Tener toda la disposición y disponibilidad para recibir lo que l@s maestr@s quieren permear y transmitir. Adoptar una actitud positiva. Esto ayudará a crear un ambiente propicio y agradable para aprender.
  2. Tener los recursos solicitados por los docentes. La falta o ausencia de uno de estos elementos no solo crea desorden en el desarrollo de la clase, sino que se interrumpe la fluidez del proceso de aprendizaje.
  3. Tomar nota de todos los interrogantes que surjan, aún si son muy obvios. Estos pueden ser consultados al docente tanto en aula como en tutorías.
  4. Realizar las tareas asignadas con mucha anticipación. No dejarlas para último momento, porque no habrá tiempo para despejar dudas. Precisamente, cuando las tareas extra clase se ejecutan con tiempo, los interrogantes que surjan serán respondidos oportunamente, facilitando enormemente la comprensión y el aprendizaje.
  5. No tener miedo a equivocarse. Es mejor equivocarse en el aprendizaje y no en la evaluación. Por esta razón es imprescindible participar activamente mediante la interacción con el docente, los demás estudiantes.
  6. Si los grupos del curso son muy grandes, solicitar tutorías extra-clase; y si tampoco esto es posible, agotar los recursos mediante búsquedas en la web. Lo importante es saciar la intriga de aprender, apasionarse por conocer y no considerar el aprendizaje como una carga.

Déjanos saber ¿qué quieres aprender hoy? y te contactáremos con uno de nuestros profesionales de Maestrik quiénes te ayudarán a llevar sus conocimientos a otro nivel.

CLIC AQUÍ 

‌‌


👩🏻‍🏫 Haz clic aquí y te ayudáremos a elegir a tu profesor ideal 🚀

www.maestrik.com